Conocías acerca de los lentes de contacto esclerales

Ya sea que tengás la necesidad de usar anteojos o no, es muy probable que hayás escuchado anteriormente sobre los lentes de contacto. Estos han tenido un importante auge entre los usuarios de lentes ya que presentan muchas facilidades, evitan el cambio estético que representan los lentes y además hay quienes nunca logran acostumbrarse a la sensación de tener los lentes puestos. En definitiva, los lentes de contacto son un éxito.

Ahora bien, tal vez no hayás escuchado de los lentes de contacto esclerales, sus diferencias y beneficios. Te compartimos alguna información sobre este tipo de lentes y sus ventajas,

 ¿Qué son los lentes de contacto esclerales?

 La principal diferencia entre los lentes comunes y los esclerales es que los segundos tienen un tamaño mayor a lo habitual para que pueden apoyarse en la parte blanca del ojo (llamada la esclera y de aquí su nombre). Esta parte blanca carece de nervios haciendo que sean muy cómodos de colocar.

¿Cuándo se recomienda usar lentes esclerales?

 Los lentes esclarales se recomiendan en los mismos que el lente de contacto tradicional. Se recomiendan para pacientes que acaban de recibir un implante intercorneal, queratoplastias, o bien en casos que haya irregularidades en las corneas y los lentes no logren centrarse adecuadamente.

Otro de los casos  en los que usualmente se recomienda el uso de lentes esclarales es en pacientes con ojo seco severo. Gracias a su tamaño y rigidez se pueden llenar de lágrima artificial para ayudar a mantener el ojo húmedo.

Para su colocación y extracción los lentes esclarales requieren de unas ventosas especiales.

¿Qué precauciones se deben tener?

Existen algunas recomendaciones generales a tomar en cuenta cuando se usan los lentes de esclerales, estas son:

  • Los lentes deben ponerse aproximadamente 20 minutos después de haberse despertado y deben removerse al menos 20 minutos antes de dormir.
  • No debés dormir con los lentes puestos
  • La higiene ante todo, se debe ser muy aseado y dar limpieza y mantenimiento oportuno a los lentes.
  • En caso de molestias se debe remover de inmediato al lente y contactar al especialista.

¿Cómo se colocan en el ojo las lentes esclerales?

  1. Lávate bien las manos con agua y jabón neutro y sécatelas con papel o una toalla que no desprenda pelusa.
  2. Cuando saques la lente del estuche, aclárala con solución salina.
  3. Toma la ventosa de mayor tamaño y apoya la lente en el lado más ancho. No hay que presionar la lente contra la ventosa, ya que este dispositivo sirve simplemente de apoyo.
  4. Llena completamente la lente con solución salina o lágrima artificial sin conservantes.
  5. Colócate la lente en el ojo manejándola con la ventosa.

¿Cómo deben extraerse?

  1. Lávate bien las manos con jabón neutro y sécatelas con papel o una toalla que no suelte pelusa.
  2. Toma la ventosa de menos tamaño y aproxímala al centro de la lentilla.
  3. Presiona suavemente la ventosa sobre la lentilla hasta que esta quede “enganchada” a la ventosa y extráela.

¿Cómo deben conservarse las lentes esclerales?

 Los lentes esclerales tienen un tiempo de vida aproximado de dos años con un adecuado mantenimiento. Para maximizar su tiempo de vida te damos las siguientes recomendaciones:

  • Al momento de limpiar los lentes es de suma importancia frotarlos bien para eliminar depósitos adheridos.
  • La solución salina es clave para aclarar los lentes.
  • No se debe emplear bajo ninguna circunstancia agua de grifo o salida ya que esto puede derivar en una posible infección.
  • No utilizar productos de limpieza caducados.

Llamá al: 2253-2250 para adquirir más información acerca de nuestra Opti-Red

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.

Show Buttons
Hide Buttons