Halitosis causas y soluciones

Halitosis: Causas y soluciones

Que no te sorprenda la palabra. La halitosis es un problema buco-dental bastante común con el cuál todos hemos tenido algún contacto. El mal aliento, o la halitosis se define como el conjunto de olores desagradables que emite la boca de una persona y es un padecimiento bastante común. Imaginate que 1 de cada 2 personas experimenta o ha experimentado este problema en algún momento de su vida.

La halitosis se considera un problema de carácter social que usualmente está relacionado con problemas dentales, una deficiente higiene bucal u otros padecimientos. Existen 2 tipos de halitosis:

  1. Halitosis Oral

Es el tipo más común de halitosis. Se da hasta en un 90% de los casos y es causada usualmente por la acumulación de placa bacteriana en la boca. También puede deberse a otras causas como el fumado, caries dentales, problemas periodontales, entre otras.

  1. Haiitosis Extraoral:

Este tipo de halitosis corresponde solamente al 10% de los casos. Es causado por problemas originados fuera de la cavidad bucal. Trastornos sistémicas, del sistema digestivo o deficiencias hepáticas o renales son algunos de los posibles detonantes del problema.

Causas

Existen múltiples causas para las halitosis, estas se dividen en patológicas y no patológicas. A continuación te presentamos algunas de las principales:

No-Patológicas

  • Aliento Matutino: Durante el sueño la producción de saliva disminuye facilitando el crecimiento descontrolado de bacterias causantes de mal aliento.
  • La edad: Con el progreso natural de los años es común que las personas de edades avanzadas sufran de cambios regresivos en sus glándulas salivales, produciendo así problemas de mal aliento.
  • Prótesis Dentales: El uso de prótesis dentales puede facilitar la acumulación de residuos de comida. Si estos se dejan en la noche pueden producir un desagradable y característicos olor.
  • Fármacos: Existen medicamentos que producen boca seca. Los antidepresivos, anticolinérgicos, entre otros. La saliva favorece la limpieza de la boca y evita el mal olor.
  • Tabaco: El tabaco crea un aliento característico que puede permanecer incluso un tiempo después de haber dejado de fumar.
  • Períodos de ayuno: Llevar una dieta hipocalórica o saltarse comidas contribuye el desarrollo del mal aliento.
  • Dieta: Consumir en exceso ciertos alimentos como la cebolla, el alcohol pueden contribuir al mal aliento, Estos son absorbidos por el cuerpo y expulsados por el sistema respiratorio.

Causas patológicas:

  • Enfermedades periodontales y caries.
  • Higiene oral deficiente: Un cuido deficiente de la salud buco dental puede facilitar el desarrollo de placa bacteriana y problemas de mal aliento.
  • Causas ulcerativas: estomatitis, úlceras traumáticas o infecciosas.
  • Faringe: Por infecciones víricas, bacterianas o fúngicas.
  • Necrosis: por radioterapia o quimioterapia en pacientes con neoplasis.

Diagnóstico

El diagnóstico de un problema de halitosis suele ser complicado. La persona que padece el problema normalmente no percibe su mal aliento, y no es común que este sea señalado por familiares y amigos. La presencia y asistencia de un odontólogo en el proceso de diagnóstico es clave, además facilita una intervención oportuna para el problema. El proceso involucra una medición cuantitativa y la evaluación de aspectos como hábitos higiénicos, alimenticios, entre otros factores. La visita regular al médico y métodos apropiados de limpieza bucal son una excelente forma de prevención.

Tratamiento

El objetivo final de un tratamiento para un problema de halitosis consiste en la reducción o eliminación de bacterias que producen el mal aliento. Estas bacterias pueden encontrarse depositadas en el el surco de la lengua o en la bolsa periodontal.

En términos generales, los protocolos de limpieza contra la halitosis van desde una limpieza completa de lengua hasta un programa instructivo por parte del especialista en salud oral que instruya al paciente en un adecuado hábito y proceso de higiene dental. También algunos agentes antimicrobianos que se usan en el tratamiento contra la halitosis, tal como la clorhexidina y el lactato de zinc.

Una de las claves para el tratamiento y prevención de problemas de halitosis es una correcta higiene bucal y visitas regulares al especialista.

Llamá al: 2253-2250 para adquirir más información acerca de nuestra odonto-red

Cotice aquí
Teléfono
Show Buttons
Hide Buttons